Comida en la calle (XV): La comida callejera que hizo quebrar al McDonalds (Bolivia)


Llauchas con zapallo queso y cebollas en La Paz Comida en la calle Street Food

Llauchas con queso fresco

Para estar en Bolivia hay que comer en sus calles. De hecho, son pocos los restaurantes que abren a partir de una determinada hora, incluso en la capital, como no sea para darle al trago y al baile, porque los bolivianos justo antes de tomar el transporte de vuelta a casa, cenan en los puestos alumbrados de la calle de los que salen los aromas de las parrillas y frituras.

Venta de buñuelos en una calle de La Paz Comida en la calle Street Food

Venta de buñuelos en una calle de La Paz

Las mañanas de La Paz tienen otros aromas que proceden de los buñuelos y de las llauchas rellenas de queso fresco o zapallo. Y, sin embargo, el almuerzo es el momento para una de las empanadas más deliciosas que se pueda imaginar, las salteñas, rellenas de un guiso de carne muy jugoso. En ocasiones es simplemente el tentempié de niños y mayores que toman la suya antes de subir al autobús.

Puesto de venta de salteñas en una calle de Bolivia

Salteñas en Potosí

Y como no todo es sólido en la gastronomía, tampoco en las calles bolivianas, donde una de las bebidas más solicitadas es el refresco de mocochinchi con durazno seco. Esta es la manera de poder tomar esta fruta veraniega todo el año, secándola al sol y luego, ofreciéndola con un agua de canela que resalta su sabor.

Refresco de mocochinchi de durazno seco con agua de canela La Paz

Refresco de mocochinchi de durazno seco con agua de canela La Paz

Los recorridos en autobús en Bolivia son en ocasiones largos y tediosos, debido a que no todas las vías están en las condiciones necesarias para que el transporte sea ágil. En algunos de esos recorridos, el mayor aliciente para locales y foráneos puede ser una parada en un tenderete de carretera en el que tomar un pescado sacado del río recién asado en espeto.

Chantillí en la calle de Potosí

Chantillí en la calle de Potosí

En otras ciudades y pueblos bolivianos, la calle es el mejor lugar para tomar las especialidades locales y, también alguna internacional. En Bolivia hay un gran amor por la comida propia, no en vano el único McDonalds que ha tenido que cerrar por quiebra fue el que se abrió en La Paz. Sin embargo, con la pizza ocurre algo distinto. Es un plato que vuelve loca a toda la familia y en una plaza de Potosí un señor con un horno portátil hacía la ilusión realidad. Pizza pero con ají. 

En clave local, el chantillí es una de las delicias también de la calle. Se trata de clara de huevo batida a punto de nieve con azúcar que se toma sobre un cono crocante de helado. El helado para cuando no hay hielo. El hielo se reserva para la copa de nieve, hielo picado con siropes de colores tan intensos como las propias calles de Bolivia.

Copa de nieve en Sucre

Copa de nieve en Sucre

Más posts sobre comida en la calle en el mundo elaborados por los profesores y alumnos del Máster de Comunicación y Periodismo Gastronómico y por colaboradores internacionales de The Foodie Studies.

 INFÓRMATE