¿Por qué gustan tanto las tapas? ¿Y las hamburguesas? (Explicación científica)


hamburguesa en Mad Café de Madrid. Foto Yanet Acosta

La fascinación por las tapas y las pequeñas raciones comienza a expandirse, pero antes de ella otra pasión se hizo global: la de las hamburguesas. Incluso para los críticos gastronómicos, una hamburguesa es un plato al que difícilmente se resisten. La pregunta es: ¿Por qué? Y podrían haber muchas razones y explicaciones, pero hoy nos vamos a quedar con la respuesta científica.

La respuesta es porque al ser humano le gusta la variedad. Frente al plato único, cualquier persona prefiere la sensación de tomar diferentes platos. De ahí que tomar pequeñas porciones de diferentes platos como ocurre en la cocina asiática o las raciones de diferentes platos conocidas como tapas son casi siempre un éxito.

Además de la variedad de comidas, la satisfacción al comer está ligada a la diversidad de texturas y sabores que se pueden encontrar en un mismo plato. Por ello, la hamburguesa es el símbolo de la perfección en este sentido. Ofrece los cinco sabores: dulce (ketchup), amargo (lechuga), ácido (tomate), salado (queso) y umami (carne) y también diversidad de texturas -crujiente, suave, cremosa- y de forma por su clásico aspecto en forma de torre, que además se puede comer con la mano.

Para saber más de crítica gastronómica apúntate a nuestro Máster de Comunicación y Periodismo Gastronómico.

 INFÓRMATE

[hupso]