Food styling o estilismo gastronómico la profesión de moda

Food styling o estilismo gastronómico la profesión de moda


Por Sofía Cuevas. IV Master de Comunicación y Periodismo Gastronómico. The Foodie Studies.

El food styling es una profesión relativamente nueva que actualmente tiene una gran demanda a nivel mundial gracias al papel que ocupan los alimentos en la vida cotidiana y la gran cantidad de dinero que se maneja a través de las imágenes que motivan al público a consumirlos.

El papel del estilista culinario ha crecido en importancia dentro del ambiente publicitario y editorial. No se trata de un chef que realiza una atractiva presentación, sino de toda una técnica y formación que en muchos casos difiere de la que se imparte en las escuelas de gastronomía y hostelería.

A pesar de la gran demanda de este tipo de servicios son pocas las escuelas o los sitios donde se pueda tomar algún curso o taller de estilismo. Algunas se encuentran en Estados Unidos, España (The Foodie Studies cuenta con un curso de Fotografía Gastronómica y Food Styling), Argentina y además la mayoría de los libros y contenidos publicados se encuentran en inglés.

Para ser estilista se requiere tener la habilidad para preparar alimentos aptos para ser fotografiados específicamente para libros de cocina, comerciales, programas de TV, y cine. Pero hay que tomar en cuenta que aunque la persona sea chef o sepa cocinar no necesariamente tiene las aptitudes y sobretodo la paciencia para ser food stylist. Los estilistas son los responsables de encontrar ingredientes inusuales y preparar alimentos que sean atractivos visualmente.

Para mostrar algo más en lo que consiste la profesión y enseñar algunos trucos he optado por fotografiar una hamburguesa.

¿Qué se necesita para fotografiar una hamburguesa?

Para tener éxito en un proyecto de estilismo culinario  es necesario seleccionar la materia prima exclusivamente para fotografía; esto quiere decir que tiene que ser de primera calidad, buen tamaño, buen color, sin golpes y en el caso de frutas y verduras sin madurar ya que son mucho más frágiles y  se oxidan muy rápido.

  • Cuando el cliente representa una gran marca por lo regular proporciona la materia prima del producto principal
  • El pan para hamburguesa tiene que ser seleccionado para que no tenga imperfecciones que puedan verse en la foto, así que se necesitan varias piezas perfectas de pan para la sesión.
  • Te recomiendo usar tijeras para recortar los bordes y untarle un poco de vaselina a las partes internas y así evitar que absorba humedad..
  • Si es necesario hay que pegar el ajonjolí al bollo para dar una mejor apariencia o bien lo que lleve de topping.  
  • Si necesitas una apariencia “al grill”, utiliza un sartén parrilla.
  • Para sostener los demás ingredientes usa palillos de maqueta o cualquier otro. Se necesita materia prima en abundancia para sustituir la que se oxide por producto fresco.
  • Con las papas fritas se tiene que tener mucho cuidado en no quemarlas al freírlas, así como también tener bastantes para poder hacer cambios y mantener una apariencia estética en todo momento.

Props

Se le llama prop a la utilería que se utiliza para ambientar un set, no sólo de fotografía, puede ser también para la filmación de una película, programa de televisión o comercial y es un término que se utiliza para cualquier tipo de proyectos, no es exclusivo de los relacionados a la gastronomía.

En esta sesión de fotos se utilizaron elementos como:

  • Tazones
  • Tabla de madera
  • Tarro de cerveza
  • Base de madera

La cantidad de props a utilizar depende mucho del tipo de proyecto y sobre todo la cantidad de tomas que se requiera.

Cuando se trata de un proyecto con inversión es necesario que tanto el fotógrafo como el estilista cuenten con equipo e infraestructura. Sin embargo, estas fotos que pongo como ejemplo fueron tomada por mí y a través de una cámara de un teléfono móvil, ya que teniendo una buena iluminación y si no hay necesidad de publicar a alta resolución, los resultados son muy buenos.

Estas fotografías se realizaron al  exterior con luz de día y como bien sabemos  el clima es un factor con el cual no se tiene ningún control y era un día sumamente caluroso, por lo que el producto se estaba oxidando muy rápido. En cualquier situación se tiene que contar con bastante materia prima para que el producto luzca fresco, con las características deseadas. Se tienen que hacer muchas tomas con acomodos diferentes para elegir la mejor opción.

El Food Styling es una bellísima profesión que se está volviendo muy popular en estos días más sin embargo aún falta mucho por hacer en este rama de la gastronomía para que crezca en innovación de técnicas para lograr mejores efectos en una fotografía; o para hacer muestras o exposiciones fotográficas en torno a este tema.

Desde mi punto de vista siento que a veces no le queda claro a las personas que esta profesión engloba diferentes áreas ya que no solamente se tiene que saber cocinar; debes de tener noción y gusto por la fotografía, habilidades en diseño, administración, contabilidad, entre otras; trabajando como freelance  se tiene que tener en cuenta que se debe administrar de la mejor manera el tiempo, el dinero y todos los recursos que se tengan.

Hay que tener en cuenta que no es lo mismo ser food stylist a ser fotógrafo, aunque no es descartable la posibilidad de que un fotógrafo sea excelente food stylist o viceversa.

Si quieres saber más sobre nuestra formación en food styling, fotografía gastronómica o periodismo gastronómico:

INFÓRMATE