Creatividad de plastilina. La exposición Auditando el proceso creativo de Ferran Adrià en Madrid


Platos de elBulli en plastilina. Exposición elBulli The Foodie Studies

Platos de elBulli en plastilina. Exposición elBulli The Foodie Studies

Acaba de cerrar la exposición dedicada a elBulli, el restaurante que dio la vuelta a la cocina en todo el mundo gracias a la creatividad. En la exposición, denominada “Auditando el proceso creativo” se detallaba cómo se había conseguido ese hito con el que ahora podemos disfrutar de la cocina de vanguardia española en los mejores restaurantes del mundo. Y, después de varias visitas, yo me quedé con lo siguiente:

1. Sin tiempo libre, no hay creatividad. (elBulli cerraba la mitad del año).

2. Sin inversión, no hay creatividad. (Ferran Adrià antes de crear su propio estilo comió en los mejores restaurantes de Francia y la cuenta la pagaba Juli Soler o elBulli que es lo mismo).

3. Sin riesgo, no hay creatividad. (Decidieron eliminar la carta y dar un menú. Eliminaron los platos que sus clientes siempre buscaban).

Sin embargo, la enseñanza más importante la obtuve al observar el estante en el que se reproducen en plastilina los platos de elBulli, una práctica que se hacía en el restaurante para que en cocina se supiera con exactitud cómo colocar cada plato.

La creatividad debe amoldarse como la plastilina, pero también debe ser precisa para que fructifique.

Exposición elBulli The Foodie Studies.Exposición elBulli The Foodie Studies.

+ There are no comments

Add yours